domingo, 14 de febrero de 2010

La carrera de obstaculos

Foto: JorgePozuelo Carrera con tacones

Quiero llegar a la meta por el camino del bosque, pero de repente encuentro un acantilado que no me permite seguir. A duras penas logro salvarlo colgándome de unas cuerdas. No sé como lo he hecho, pero lo he conseguido.
Mas adelante, encuentro un río que atraviesa el camino, pero no veo ningún puente. Me derrumbo al pensar que no llegaré a tiempo a la meta. Después de varias horas llorando, me adentro poco a poco para intentar cruzarlo y por fin lo consigo.
Sigo fatigado por la senda y a lo lejos veo un montón de árboles caídos cruzados por el camino.
Porqué me pasará esto a mí!, _me replico.
Me desgarro la ropa saltando por encima de ellos. No me quedan fuerzas para seguir y me paro a descansar.
Cuando mi cuerpo se siente mejor, continuo corriendo. Por fin diviso el final de la carrera y antes de llegar me encuentro con un chiquillo. Le pregunto que por qué en un camino que parecía fácil, hay tantos obstáculos, a lo que el niño me respondió:_ Esta senda de principio a fin no tiene ningún obstáculo!

En ocasiones los obstáculos nos los ponemos nosotros mismos y hacemos que algo sencillo nos desgaste y nos resulte casi imposible conseguirlo. Muchas veces basta con quitarnos los tacones y andar descalzos!

7 comentarios:

Ana dijo...

Compensa clavarse una china de vez en cuando y quitarse de encima los tacones...sean de la forma que sean. Aunque nos queden las huellas, como en tu foto. Besos, Jorge. Cuídate

A do outro lado da xanela dijo...

Me enganché a tu blog.

Como amante (muy amateur) de la fotografía, mis más sincras felicitaciones: me encanta tu trabajo

MeTis dijo...

y seguro que ve la meta y no sera un espejismo?

a veces, todo engaña, empezando por la vista. (que creo que me esta engañando, porque veo la chica desnuda??)

un saludo.

Gabiprog dijo...

Caerse está permitido, no levantarse no.

Un abrazo.

Jorge Pozuelo dijo...

Hola Metis, todos vamos siempre desnudos, lo que pasa que algunos se ponen ropa y otros no, ;)
Un abrazo amigo!!

Maria Coca dijo...

Esta vida es una carrera hacia ninguna parte.

Preciosa imagen.

Un beso.

Bohemia dijo...

que los miedos no sean un lastre, tacones fuera y a por la meta, al ritmo que más nos apetezca...