miércoles, 11 de noviembre de 2009

...esperame.


Foto:JorgePozuelo Mar muerto (Jordania)

Cada día vuelvo a éste lugar por si apareces en la lejanía.
Escucho al viento acariciando mis oídos intentando descifrar algún sonido que me acerque a tí.
El llanto me acompaña todo el día y mis suspiros se han convertido en mi credo.
Cierro los ojos fuertemente y sonrío porque aunque no te toque, te siento muy dentro y salvo tu ausencia física, te llevo conmigo.
El mar está en calma como intentando decirme algo, pero no consigo averiguarlo.
Mis ojos me piden volver a verte otra vez.
Estoy cansada....esperame, me voy contigo.

6 comentarios:

Silencios dijo...

Jorge me alegra saber que estás bien.

Que puedo decir sobre tu testimonio gráfico que no hayas dicho ya miles de veces, Sublime.

Y el texto amigo, desgarra el alma.

Mis besos siempre.

Ana dijo...

Esta vez me gusta más la foto que las palabras. Es fantástica. Me alegro de tu regreso. Besos

Gabiprog dijo...

Las rutinas de los ausentes son siempre muy largas para quienes esperan.

Un abrazo.

Cloe dijo...

Una perfecta conjunción.

Abrazo

Maria Coca dijo...

Me alegra mucho volver a ver tus imágenes plagadas de contenido. Junto con tus letras logras ponernos allí, en esa intemperie, a la espera...

Besosss

Hammelinn dijo...

Esta muy lindo tu espacio amigo

(tu casa virtual)

Y la foto me gustò mucho

te dejo un abrazo grande

Fede


********************************
EN EL VUELO ABSOLUTO
********************************

Más allá de la luz y los diáfanos ojos,
más allá del paisaje efímero y cambiante,
más allá de las noches curvadas de tinieblas
y de las ruedas lúcidas y ciegas de los astros,

más allá de mí mismo, de mi abismada carne,
de mis hondas memorias, de mis vastos afanes,
del silencio recóndito y la tensa palabra.
de todo pensamiento enraizado en la frente,

más allá está el misterio sublime y sobrehumano,
la ultranoche que roza la luz del infinito,
la desnudez del alma en su inmortal esencia.

Y hay un amor profundo en soledad divina,
la armonía insondable, la identidad suprema,
y el inefable vuelo del alma por los éxtasis!

**********************************
CARLOS SABAT ERCASTY
**********************************

(MONTEVIDEO - URUGUAY, 1887 - 1982)