lunes, 16 de abril de 2007

Cuando los árboles no dejan ver el bosque...


14 de Abril de 2007...algún bosque de Picos de Europa (León)
Ya estaba de vuelta para mi casa después de un día de relax paseando por las montañas de León y la niebla comenzó a bajar.Mientras conducía, iba viendo a mi derecha un bosque de robles que desprendía una magia especial.Tenía la sensación de que algo me decía que parase el coche y me adentrase en aquel lugar.No dudé un minuto.Mi estancia en el bosque no fue muy extensa,pero la justa para apreciar la magia y la nostalgia que impregnaban aquel lugar. Era como si un canto dulce, pero a la vez empapado de amargura, inundara el ambiente y fuera capaz de cautivar el corazón de todo ser vivo que paseara por sus sendas. Sólo, desnudo de todo pensamiento y respirando hondo dejándome embaucar por aquel aroma a tormentosa humedad.
Ocho disparos fueron los que salieron de mi cámara.Ocho aromas a deseo, soledad, frío...Una fusión entre el ser humano y la naturaleza.
Hay veces que los árboles no dejan ver el bosque, pero una vez encontrado, solo tienes que elegir que camino escoger, ¿la verdad? , ¿la mentira?, ¿el bien? ¿el mal?, todo esta tan cerca y tan distante a la vez...

2 comentarios:

Pemgila - Pedro dijo...

Una foto estudenda, que unida al texto,nos crea conciencia para poner freno al cambio climático.
Saludos.

Luisa dijo...

Pues sí, cada vez que la veo me gusta más.