sábado, 24 de marzo de 2007

...¿y porqué no hacerlo hoy?


Tu amor, mañana, puede ser inútil;
Tu perdón, mañana, puede no ser preciso;
Tu regreso, mañana, puede que no sea esperado;
Tu carta, mañana, puede no ser leída; Tu cariño, mañana, puede no
ser más necesario; Tu abrazo, mañana, puede no encontrar otros brazos...

Estuve una semana por tierras Gallegas por temas de trabajo y recordaba una zona donde había veraneado de pequeño en Vigo.Entre otras cosas tenía grabado en mi retina esos atardeceres adolescentes sentado en la playa y ese día no podía perdérmelo.Al día siguiente tenía que desplazarme a otra ciudad y era ya media tarde y me había prometido ir a verlo.Cogí el coche y me dirigí donde hacía muchos años reía ajeno a la vida.Aparqué en doble fila porque el sol ya se estaba metiendo.Por el camino iba preparando la máquina para no perder tiempo.Salí corriendo para poder inmortalizar el atardecer ajeno a la gente que me miraba extrañada.Fueros unos pocos minutos donde los clicks de la máquina no pararon de oírse.
!Volvió conmigo!, sí, esa sensación que tenía dormida en mi interior desde hacía tantos años.Ese aroma, esos colores, ese todo....inmensamente emocionante,

2 comentarios:

Pemgila dijo...

Buen comienzo amigo, me gusta tu blog y con tu permiso me lo agrego a favoritos, para hacerle un seguimiento continuo.
Saludos

Socayo dijo...

El mañana incluso puede no llegar.
Buenas fotos y reflexiones encuentro por aquí George. Pasaré de vez en cuando.
Un saludo